viernes, 30 de noviembre de 2007

Bofetada




Golpe para el periodismo decisión de SCJN dice Lydia Cacho

Presenta su libro Memorias de una infamia en la FIL de Guadalajara

Silvia Núñez Esquer

Guadalajara, Jal, 30 noviembre 07.- “La decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación SCJN es una bofetada al periodismo mexicano” aseguró Lydia Cacho en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, al presentar su más reciente libro: “Memorias de una Infamia”.

Interpretó la decisión de más alta instancia de justicia, como un mensaje para las y los periodistas que dice que cuando una o uno de ellos se atreva a hacer una investigación sobre el crimen organizado, que ha sido ratificada por la propia Procuraduría General de la República PGR, una investigación por la cual un hombre ha sido extraditado y estado en una prisión de alta seguridad, ésta periodista puede perder la vida en manos del crimen organizado que ha sido perdonado por la Suprema Corte indirectamente. Eso precisamente hace mucho más trascendental nuestro trabajo, estemos en el medio que estemos.

Denunció que la PGR tenía desde enero las órdenes de aprensión para los agentes judiciales que la detuvieron y transladaron de Cancún a Puebla en una especie del mismo “modus operandi” de Mario Marín de invasión de territorios de autoridad, la Procuraduría decidió no tomar ninguna medida hasta que la Corte decidiera si había o no culpabilidad. “La Suprema Corte de Justicia me arrebató la posibilidad de defenderme Este día se sienta un precedente no sólo para el caso de Lydia Cacho, sino para Oaxaca y Atenco”, recalcó.

Llamó a repetir una y otra vez los nombres de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que votaron ayer en contra de su demanda, frente al público que acudió a la presentación de la obra en que narra el episodio donde fue detenida, encarcelada y presionada psicológicamente para que desistiera de señalar como pederastas a determinados personajes de la vida política y empresarial de México.

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dijo que se siente como la mayoría de las y los mexicanos que empezamos a creer en la rueda de la fortuna, a veces estamos abajo, a veces arriba. Reflexionó a cerca de que justo los cuatro ministros que votaron en su contra, son los más religiosos. Se debe investigar quién está moviendo los hilos para que ellos tomen esas decisiones, advirtió.

Agregó que la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de desestimar las pruebas para que Mario Marín sea considerado culpable, le ayuda mucho en la capacitación como periodista para poder hacer un mapa de la realidad. Sirve para aprender a ser periodistas, aunque haya quienes como Kamel Nacif que dicen que no es periodista.

Dijo que la férrea defensa de Mario Marín por los ministros y ministras, habla de que hay el interés evidente de sacar al gobernador de Puebla de esta culpa que lo relaciona con el crimen organizado. No obstante, advirtió que no se debe olvidar que el tema de fondo es la pederastia y el abuso sexual contra niñas y niños.

En rueda de prensa anunció que dado que han agotado las instancias judiciales de México, al fallar la corte en su contra, acudirán a organismos internacionales que han ofrecido el apoyo tanto a ella como a sus abogados. Mencionó que incluso ha sido contactada por agentes del FBI, quienes buscaron elementos para la extradición y juicio, no existiendo la posibilidad por lo que se retiraron.

“Se agotaron todas las instancias en el país, pero sobre todo, se agotaron todas las instancias para las niñas y los niños abusados”, lamentó. Asumió que el tema es: Lydia Cacho fue encarcelada y torturada para callarla “He estado presionada y amenazada y eso tiene que ver con lo que viene, esa es la lección”, sentenció.

Con voz de esperanza, reflexionó en que fueron cuatro los magistrados que votaron en contra y ganaron con el voto de calidad del Presidente de la SCJN, pero también hay otros cuatro que defendieron su postura y eso es de dar aliento, porque se suman a toda la gente que está haciendo algo por defender y apoyar su causa.

Dijo que le conmueve profundamente el dolor de las personas y el propio, lo cual se encuentra reiteradamente en el libro como una necesidad de llorar, no sólo por lo que sucede con su patria, sino con ella misma, pero es así como se da cuenta que está viva y que tiene toda la habilidad para escribir y que cada vez que alguien la lee, le da más vida.

Por su parte, el periodista Javier Solórzano al comentar el libro Memorias de una Infamia, de Lydia Cacho, dijo que era un excelente ejemplo de cómo se debe hacer periodismo. Comentó que hoy día, el periodismo está sobre interpretado en lugar de ser un vehículo de información que contesta a profundidad las cinco preguntas clásicas.

Lamentó que al público se le presenta la interpretación de la interpretación por lo que se muestra una realidad fabricada por los medios que además son parte de la élite empresarial con poder, lo cual influye enormemente en los contenidos de la información.

No hay comentarios: