jueves, 8 de noviembre de 2007

Elecciones


Lucha por dirigir sindicato universitario

Sería la primera Secretaria General

Silvia Núñez Esquer

Hermosillo, Son. 8 noviembre 07.- Madre, esposa, abuela, activista social, regidora del ayuntamiento local, militante del Partido de la Revolución Democrática, delegada partidista, son algunas de las características que describen a la Trabajadora Social Dorotea Razcón Gámez, quien aspira a dirigir el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora STEUS.

Por primera vez en 31 años de vida de la organización sindical, una mujer aspira al cargo principal del Comité Ejecutivo, el de Secretaria General, compitiendo por la planilla verde.

En un escenario gremial de cansancio político, el STEUS se enfrenta a unas elecciones distintas por varias razones. Su actual Secretario General ha estado al frente por 22 años, cobijado en las reformas a los estatutos internos que él mismo impulsó y que le permitieron reelegirse en varias ocasiones.

El transitar por varios cargos del Comité Ejecutivo tendiente a profesionalizar esa actividad, ha traído como consecuencia el goce de licencia para no laborar en el puesto de trabajo, sino directamente en el sindicato, lo cual ha hecho que Francisco Moreno Calles actual Secretario General permanezca separado de su empleo prácticamente durante toda su contratación como trabajador de la Universidad de Sonora UNISON, percibiendo su salario no por prestar sus servicios a la institución, sino por dirigir al STEUS.

Otra coyuntura que distingue esta elección es la decisión de la ahora Secretaria del Trabajo, segunda posición más importante en la dirección sindical Dorotea Razcón, de convocar a trabajadoras y trabajadores universitarios a formar una planilla de unidad en donde estén representados los diversos sectores que conforman el gremio.

Nace así la planilla verde hoy plataforma para que la primera mujer aspirante a Secretaria General ofrezca su experiencia y propuesta de representación, a los mil 601 empleados afiliados a ese sindicato.

Doris, como la llaman sus compañeros y compañeras nos relató en entrevista las razones y objetivos que la llevaron a plantearse la gran tarea de derrumbar un liderazgo que llevó a institucionalizar el sindicalismo universitario en Sonora, abandonando el espíritu de lucha con que nació en junio de 1976.

“Soy la primera mujer desde la fundación del sindicato que ocupa la Secretaría de Trabajo y Conflictos” antepone como carta de presentación, quien podría ser electa como dirigente sindical el próximo 23 de noviembre. Explica que hay muchas de las trabajadoras que tienen la capacidad y aptitud para dirigir el sindicato, sin embargo evalúa que el momento de efervescencia que vive el STEUS y la avidez de un cambio, hicieron que sus compañeras y compañeros decidieran que ella encabece la planilla.

Piensa que las cosas no se dan de la noche a la mañana y su trabajo al frente de la actividad sindical habla por sí mismo y la respalda para recibir el apoyo de sus compañeros. Como muestra habla de las cerca de 300 plazas que pudieron conseguir a lo largo de cuatro años que duró su gestión en el Comité Ejecutivo. Este resultado sin precedente en la historia del sindicato, habla de que “las mujeres podemos en el lugar donde nos pongan. Lo hacemos bien, y lo hemos demostrado”.

En relación a su trabajo como regidora del Ayuntamiento de Hermosillo en la administración actual, considera que también la avala y que no se interpone con la actividad sindical. Es un trabajo que se hace en las colonias, con el cabildo, en un proceso de afiliación, de regularización de las colonias, de atención a toda la ciudadanía “sin ver colores”.

Para la aspirante a dirigente de las y los trabajadores universitarios, el STEUS ha estado estancado a partir de que una sola persona ha querido dirigir. No se ha hecho un trabajo colectivo, contrario a su propuesta de trabajo en donde se comparten las tareas lo cual ha sido identificado por las y los agremiados como un punto a su favor.

Reflexiona y continúa diciendo que, los miembros no sólo lo demandan, sino que lo exigen, quieren que el sindicato tenga movilidad, que vuelva ser el sindicato de antes, el sindicato organizado, combativo, solidario.

El respeto irrestricto al contrato colectivo de trabajo, revisión de los convenios que se han firmado “en lo oscurito” con la Universidad, y que la asamblea general desconoce, transparencia en las finanzas, son algunas de las propuestas de Razcón Gámez.

De ganar las elecciones también impulsaría el respeto total al Centro de Desarrollo Infantil que estuvo en riesgo de cierre ante la decisión de la institución de dar por terminado el servicio, y que fue revocada dado el movimiento de resistencia de las trabajadoras, en coordinación con las madres de familia usuarias.

Al tomar protesta, como primera iniciativa instalaría de inmediato la asamblea plenaria para modificar los estatutos y que sea nuevamente la asamblea general quien se constituya en la máxima autoridad para la toma de decisiones. La no reelección del Comité Ejecutivo sería otro de los cambios ya que considera que se hacen vicios y como ejemplo citó al actual dirigente quien lleva 22 años al frente de la organización. El sindicato no puede soportar más otra reelección, sentenció.

Igualmente determinaría la salida del asesor jurídico del STEUS, Lic. Rubén López Ley, quien “ya no tiene fronteras al ser pagado por la universidad” lo que trae como consecuencia que no sepa si está de lado de la institución o del lado del sindicato.

Dorotea tiene claro que actualmente hay una serie de irregularidades que ilegitiman a su contrincante. Como ejemplo citó el hecho de que según los estatutos al haber sido reelecto, la asamblea lo debe ratificar cada año lo cual nunca se ha hecho por lo que debería estar incapacitado para ser candidato de nuevo.

Al tratar el tema de la paridad de géneros, explicó que dado el proceso democrático de conformación de la planilla con la presencia de ochocientas personas, no se tomó en cuenta puesto que se votó cartera por cartera de entre varios candidatos y candidatas. No obstante, considera que dentro de las reformas a los estatutos debe incluirse el tema de la paridad y equidad. Agrega que debe darse una discusión amplia sobre la participación de las mujeres, porque hoy día está muy disparejo.

Madre de tres hijas y abuela de una nieta, Dorotea Razcón Gámez realiza cursos para obtener la nivelación como licenciada en Trabajo Social por la Universidad de Sonora, al tiempo que lucha por ser dirigente sindical.

De las doce carteras que conforman la planilla para contender por el Comité Ejecutivo del sindicato universitario STEUS, sólo cuatro mujeres ocupan un lugar como propietarias y tres como suplentes, lo cual da un total de 7 mujeres en 24 participantes.

No hay comentarios: