viernes, 30 de septiembre de 2011

La visión aristocrática de los espacios públicos

Silvia Núñez Esquer[1]
Hermosillo, Sonora, 28 septiembre 2011.- La destrucción del único pulmón verde que queda en Hermosillo había  empezado ya. El legendario Parque Madero que creíamos intocable sucumbiría en aproximadamente cuarenta por ciento bajo el agua, hasta antes de tomar la decisión de suspender la remodelación, del proyecto original dado a conocer el 10 de octubre de 2010.
Un lago artificial que sería coronado con las siglas HMO como la marca de la administración Gándara era la explicación. Resultaba ininteligible que a pesar de las contradicciones que imprime la imposición de las modificaciones originales a ese espacio gratuito de recreación y ejercitación, las autoridades municipales se empeñaran en llevarlas a cabo. Continúa información

1] Con la colaboración de la Historiadora Vera Larisa García


No hay comentarios: