jueves, 26 de julio de 2012

María Laso en la hora de los grises

Martín Velez
Dra. María Laso López

Hace muchos años, un joven español atravesó los Pirineos huyendo de las hordas franquistas; parece que querían ayudarle a morir antes de tiempo, como le ayudaron a Federico García Lorca, y a tantos otros quienes juntos formaban lo mejor de España. Eso mejorcito que pudo salvarse de la ayuda mortal de Franco vino a México. Pero ese joven en particular vino a Sonora, junto con algunos otros librepensadores, entre los que debe recordarse a Francisco Mallart Vallverdu, que llegaría a ser, este último,  puntal de la masonería sonorense, partidario de la economía en las palabras, a la que defendía con esta frase:  “es muy fácil hablar, lo difícil es decir algo”. Así eran aquellos españoles que cruzaron los Pirineos, navegaron el Atlántico y atravesaron el Altiplano mexicano, para venir a echar raíces el desierto sonorense.  Desierto que arbolaron con su talento, como Emiliana de Zubeldía, quien no plantó familia; o lo arbolaron como emprendedores de negocios que con el tiempo han llegado a formar parte de la identidad sonorense. Continúa información

No hay comentarios: