martes, 11 de junio de 2013

ABC y el duelo prolongado


Por Silvia Núñez Esquer*  
Las madres y padres de las niñas y niños fallecidos en la Guardería ABC ya no son los mismos jóvenes a quienes se obligó a salir a las calles a exigir justicia cuando les devolvieron a sus hijas e hijos en un ataúd.  Sus rostros han cambiado, están marcados con las líneas del dolor y el llanto. La sonrisa se niega a dibujarse y en su lugar sólo aparecen muecas que pretenden mostrar un gesto amable para quienes les ofrecen apoyo. Es la indignación, el enfado, la ansiedad, la depresión que se han apoderado de sus vidas. El 5 de junio de 2009 su vida cambió abruptamente. De ser personas de la clase trabajadora usuaria del IMSS, pasaron a ser víctimas de la corrupción, tráfico de influencias, y de la ambición de las altas esferas políticas, que además de haber beneficiado a mercaderes del cuidado infantil, siguieron protegiéndolos después de su fechoría. Continúa información

No hay comentarios: