domingo, 28 de septiembre de 2014

Gisela Peraza Villa espera justicia

Una más de las víctimas del sexenio
Silvia Núñez Esquer
Hermosillo, Son., 25 sep. 2014.- Tres años después de que empezara su calvario, Gisela Peraza Villa, ex
Delma Peraza Villa, hermana de Gisela
empleada doméstica de la familia Padrés Dagnino, se encuentra de nuevo como al principio: acusada, sin pruebas, sin haber confesado su participación en un supuesto robo en la casa de gobierno, y en espera de que termine el sexenio de Guillermo Padrés, pues tanto ella como su familia lo consideran el plazo para que ella salga de su cautiverio en el Centro de readaptación social. A casi un año de la recomendación 54/2013 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, emitida para el gobierno del Estado por la tortura a que fue sometida por elementos de la Policía Estatal Investigadora con el fin de obtener su confesión, el proceso se ha repuesto, pues estaba plagado de irregularidades.Sin embargo, la familia considera que en realidad Gisela no saldrá de prisión hasta que termine el periodo de Guillermo Padrés, el cual concluirá en 2015. Sin haber acreditado una sola de las acusaciones, a Gisela se le dictó sentencia de cuatro años, sin ningún beneficio y sin derecho a fianza. La sanción quedó sin efecto por apelación y se ordenó la reposición del proceso judicial dadas las fallas e irregularidades con que procedieron principalmente los elementos de la Policía Estatal Investigadora, que dependen de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora.
Continúa información

Ver en CIMAC

No hay comentarios: