sábado, 17 de enero de 2015

Igualdad con respeto de las diferencias, permitirá erradicación de la violencia


Foto: Inmujeres

La igualdad a la que aspiramos las mujeres mexicanas implica ser concebidas –y por lo tanto tratadas-, como agentes de cambio y no como un grupo vulnerable. “Implica ser consideradas con todas nuestras especificidades”, sostuvo Lorena Cruz Sánchez, durante la presentación del libro “El feminismo en mi vida. Hitos, claves y topías”, escrito por Marcela Lagarde y de los Ríos. En Hermosillo, Sonora, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres señaló que las diferencias enriquecen todos los ámbitos en donde transcurre la vida de las personas y muestran que hay diversas maneras de ver, actuar y vivir una realidad, una situación o un problema. Por ello –agregó-, la visión de la diferencia como riqueza, como complementariedad, posibilita el diálogo y la participación que eleva la calidad de las democracias.“Estoy segura de que concebirnos como iguales, respetando nuestras diferencias permitiría la erradicación de la violencia en las sociedades”, concluyó. La autora Marcela Lagarde y de los Ríos afirmó que no existe respuesta única a enormes preguntas como ¿para qué empoderar a las mujeres? Las repuestas están en la defensa de los derechos políticos, educativos y de salud; en el derecho a la independencia y la autonomía económica, a la libertad para elegir; en el derecho a la justicia y a una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas.
Jueves, 15 Enero 2015 14:43 Escrito por Susana Jaramillo Hernández 

No hay comentarios: