sábado, 2 de mayo de 2015

Misoginia electoral

Silvia Núñez Esquer
Las lonas aparecidas en Hermosillo en un lugar por demás visible, en el que se denosta al género femenino como posible gobernante, se diferencia de los pleitos anteriores en donde supuestamente entre partidos están vandalizando la propaganda del opositor. “Las mujeres como las escopetas cargadas y en el rincón” y “La panocha en las coyotas, no en el palacio”, parecen dichos y refranes inocuos. Pero resulta que no, al contrario. La carga misógina que llevan, va dirigida como proyectil contra las mujeres candidatas en particular y a todas las mujeres en general. En el discurso de las lonas hay un odio explícito hacia las mujeres. Es una amenaza. Por lo tanto, no se debe esperar a que se presenten atentados físicos como ha ocurrido en otras entidades contra las candidatas mujeres. Las autoridades electorales y de procuración de justicia tienen la responsabilidad de garantizar el ejercicio pleno de los derechos electorales de las mujeres que han decidido ser candidatas. Ellos son quienes deben asegurarse de que los grupos ultra conservadores y misóginos dejen  en paz a las mujeres contender por los puestos para los que se han registrado. El mensaje vertido y colocado en los principales puentes de la ciudad dan cuenta del odio acumulado a través del tiempo y expresado en ésta que es una elección en donde por primera ocasión,  por ley y por acato de sentencia judicial los partidos tendrán que cumplir con la paridad de géneros. Es la primera vez que los grupos misóginos que se encuentran dentro de todos los partidos políticos, iglesias, agrupaciones empresariales, y organizaciones sociales,  tendrán que aceptar que las mujeres participen en igualdad, al menos numérica, tanto como los hombres. Pero eso a los partidos y a algunos de sus militantes no los tiene contentos.  Continúa información
Leer en Contactox.net.

No hay comentarios: