martes, 19 de abril de 2016

Ya no debe haber lugar para la misoginia en los medios

  • Por Hermes D.Ceniceros
Ya no debe haber lugar para la misoginia en los medios. Recuerdo que hace ya más de dos años leí en un blog de una feminista española una publicación que llevaba el titulo de: “Si en el feminismo no se puede perrear, es un feminismo que no me interesa”, la cual se hiso viral por el debate que generó entre las y los feministas que no se terminaban de poner de acuerdo en cual debía ser la postura moral más adecuada ante bailes explícitos y cargados de sexualidad. En este punto no me interesa que retomar el debate de ese entonces únicamente quiero rescatar la postura de la bloguera en la cual se defendió el derecho de toda mujer a disfrutar de su cuerpo, su libertas, su sexualidad, así como del placer que puede provocar y sentir a través del baile, sea cual sea el ritmo; pero teniendo muy en cuenta que ese gozo de la vida rompe también con los estereotipos patriarcales que quieren dominar y contener todas las expresiones del cuerpo femenino. En ese sentido, la idea de feminismo que planteaba la autora del blog, es la de uno capaz de ver que también se puede trasgredir las estructuras patriarcales desde el placer y el gozo del cuerpo, usando el baile como una manifestación cultural capaz de romper con esquemas hegemónicos y heteronormativos. En palabras de Jordi Virallonga, poeta catalán que una vez me confesó: “no hay nada más trasgresor que ser consciente que cada uno es dueño de su placer y su felicidad”. Hago mención de lo anterior para que podamos dimensionar lo desfasado, retrograda y machista que es debatir sobre si está bien que una maestra de Ciudad Obregón baile twerking durante sus vacaciones de Semana Santa.Continúa información
 
Publicado originalmente en Nuestra Aparente Rendición

No hay comentarios: