miércoles, 18 de mayo de 2016

Carta a gobernadora de Sonora, de Luz Carrillo Kimball, Premio Estatal de la juventud 2015

Claudia Pavlovich
Gobernadora

Me atrevo a escribirle estas líneas y lo hago desde la indignación. Hace meses recibía de sus manos un reconocimiento, el Premio Estatal de la Juventud en la categoríade Derechos Humanos. Ese papel no tiene ningún valor si no hay compromisos por parte del Estado en garantizar nuestros derechos, como lo es el acceso al matrimonio entre personas del mismo sexo y la seguridad jurídica de nuestras familias.
Hace apenas unos cuantos días recibiamos con júbilo la noticia de que el Registro Civil ya no solicitaría una orden de un juez federal para que las parejas del mismo sexo pudieran casarse atendiendo a la Constitución Federal y a los tratados internacionales, el sueño sólo nos duró unos días. 
Para usted, y cito su semblanza, su matrimonio es “su fortaleza”, para nosotras y nosotros nuestro matrimonio significa seguridad jurídica, significa vivir sin miedo a que vengan otras personas a querer arrebatarnos lo que juntas construimos. 
Dice también en su semblanza que hay que crear una sociedad de oportunidad y justicia, entonces no entiendo por que dar marcha atrás a la protección de nuestros derechos.
Ayer usted declaraba que es respetuosa de la ley, sepa entonces que en las leyes hay jerarquías y el Código de Familia no puede estar por encima de lo que dicta la Constitución y los tratados internacionales. Además como titular del Poder Ejecutivo, tiene la facultad de enviar la iniciativa de reforma al Congreso local para garantizar y proteger nuestros derechos. 
Recuerde, en el Estado un grupo de personas LGBTTTI le dió su voto, no les defraude y demuestre que realmente tiene compromiso con el respeto y garantía de nuestros Derechos Humanos o dígalo fuerte y claro, que las banderitas sólo le sirven para adornar sus fotos.
Un Gobierno que se jacta de ser democrático atiende también las necesidades de las minorías. Lo nuestro no son caprichos, lo de ciertas personas conservadoras si. 

¡Todos los derechos para todas las personas!

*Tomado con su autorización del muro de facebook de Luz Carrillo Kimball, Premio Estatal de la Juventud 2015, en categoría Derechos Humanos

Nota relacionada

No hay comentarios: