martes, 22 de agosto de 2017

Los tiempos han cambiado, columna en facebook de Rosa María O´leary




Los tiempos han cambiado, cada vez la mujer avanza, ha ganado su espacio a pulso, y eso cuesta
trabajo digerir a muchos hombres.
En estos días se ha abordado el tema de la columna de Martín Romo sobre la Maestra en Desarrollo Social y Licenciada en Ciencias de la Comunicación, entre otros estudios que ha realizado la reconocida activista por los derechos de la mujer Silvia Núñez Esquer y definitivamente los tiempos han cambiado, ya no tan fácilmente se puede denostar, las costumbres han ido cambiando, ya sabemos cuándo una palabra va en sentido peyorativo o una amenaza velada y muchas veces descarada.
Lograr salir de una cultura impuesta ancestralmente es muy difícil, uno mismo no reconoce como actos de violencia lo obvio, por supuesto menos los que la ejercen.
Afortunadamente el marco legal ha cambiado gracias a muchas mujeres, igual ellas han abierto los ojos a otras mujeres. No sé si se incluyó en éste aprendizaje a los hombres, no sé si no fueron convocados o no gustaron aprender, o simplemente primero teníamos o tenemos que aprender nosotras.
Recuerdo que durante la lucha contra el basurero tóxico CYTRAR y en otras luchas posterioreslas columnas de periodistas o analistas políticos hacían escarnio de mi persona y de mis com pañeras, todos los apelativos que menos se imaginan salían a relucir.
Carlos Moncada, cuando pretendían instalar una planta de baterías en el vaso de la presa dijo: “Se fue la empresa que iba a poner aquí una planta relacionada con acumuladores que crearía unos 800 empleos. Se llevó sus planes y sus recursos, por varios millones de dólares, a Monterrey, aunque las autoridades federales que vigilan el cumplimiento de normas y reglamentos le habían dado su aprobación. Faltaba el permiso de uso de suelo que otorga el Ayuntamiento y no se le concedió. Se puso histérica la señora que, a través de sus intervenciones en programas radiofónicas, legisla en Sonora. Y todo el mundo tembló.
La señora ha esparcido el rumor de que media población tiene cáncer por el clausurado Cytrar. Nadie sabe que posea título de Medicina o Biología, pero eso no le impide dictaminar. Habla como iluminada y de todo lo que le pongan enfrente”
Lo menciono a él porque es considerado un maestro para muchos comunicadores.
Todos o casi todos los comunicadores, periodistas o columnistas que después se creyeron que eran o son periodistas no tenían compasión, desde “fauna nociva” “agitadoras” “histéricas” “locas” “Activistas a sueldo” “ignorantes” etc., hasta “terroristas”, cuando no éramos panistas, éramos priistas depen
diendo a que partido pertenecieran las autoridades.
Pero en el fondo, eso lo veía natural, era parte de nuestra cultura, ni te ven ni te oyen; yo no esperaba que me trataran con deferencia, esperaba lo peor del gobierno, esa era mi mejor escudo, así que lo que llegara no era tan malo
Todos eran varones, no recuerdo alguna crítica furiosa de parte de las mujeres comunicadoras.
Y no era cuestión de partidos, porque nos han tocado todas las administraciones, de derecha a izquierda pasando por el centro.
Entre los mismos compañeros a veces me decían “…y no vayas a decir que si la patria, que si los niños, a ellos no les interesa eso” nuestros argumentos no eran válidos, hasta que los hicimos valer.
Todavía falta mucho, pero ahora todos tenemos que darnos cuenta de eso, especialmente los hombres que al parecer muchos todavía están en el siglo pasado.
Afortunadamente no todos.



No hay comentarios: